5 lecciones que aprendí de “El poder de los hábitos” de Charles Duhigg

En mi opinión, hay tres factores generales que contribuyen más que ningún otro a su éxito:

  1. Tu salud
  2. Objetivos inteligentes
  3. Hábitos fuertes

Me tomé muy en serio la creación de hábitos a mediados de 2014. Puede leer un poco más al respecto en mi revisión de fin de año de 2014, pero para resumir, comencé a despertarme temprano, construí una rutina matutina productiva y creé un hábito de publicar contenido de forma mucho más regular.

Estos hábitos tuvieron tanto éxito en parte porque usé algunas herramientas excelentes para rastrearlos (como Habitica, anteriormente HabitRPG), pero creo que la razón principal de su éxito es que aprendí cómo funcionan los hábitos.

El recurso que me enseñó cómo funcionan fue el libro de Charles Duhigg y hoy compartiré cinco de las lecciones más importantes que aprendí al leerlo.

5 lecciones que aprendí de "El poder del hábito" por Charles Duhigg

1. El ciclo de los hábitos

Los hábitos se pueden dividir en un “bucle de hábitos” de 3 partes, que se compone de:

  1. una señal
  2. Una rutina
  3. Una recompensa

Una señal tiene que desencadenar un hábito, de lo contrario ese hábito no se ejecutará.

De esta manera, los hábitos son muy parecidos a las declaraciones “si/entonces” en los lenguajes de codificación; se debe cumplir una condición para que se ejecute el código en la instrucción.

2. Categorías de señales de hábitos

Casi todas las señales de hábitos caen en una de cinco categorías:

  1. Ubicación
  2. Hora
  3. Estado emocional
  4. Otra gente
  5. La acción inmediatamente anterior

Si tiene el hábito de comer una dona durante el día, la señal para comer esa dona podría ser cualquiera de estas. Tal vez tengas un poco de hambre alrededor de las 3:00 p. m. de la tarde, o tal vez pases por una tienda de donas camino al trabajo.

En el libro, Duhigg menciona que solía tener la costumbre de comer una galleta la mayoría de las tardes de la jornada laboral.

Después de analizar el hábito, se dio cuenta de que la señal principal que lo desencadenaba era un deseo emocional de socializar. Obtener la galleta por lo general incluía ponerse de pie e ir a hablar con los compañeros de trabajo por un rato.

3. Antojo

En realidad, hay un cuarto componente en el ciclo del hábito: el deseo.

Cuando un hábito está en las etapas iniciales de construcción, la respuesta de recompensa del cerebro, esencialmente un pico de dopamina, se activa cuando se recibe la recompensa del hábito. Tiene sentido, ¿verdad?

Sin embargo, a medida que el hábito se vuelve más arraigado, esto cambia. Eventualmente, la respuesta de recompensa ocurre justo después de que la señal desencadena el hábito. Ocurre en anticipación de la recompensa.

Esto crea un anhelo de obtener esa recompensa y sirve para mantener el hábito fuerte.

4. Planificación para el dolor

El libro habla mucho sobre cómo cambiar los hábitos, pero una de las partes más interesantes que recuerdo haber leído tiene que ver con los pacientes de cirugías de reemplazo de rodilla.

El reemplazo de rodilla requiere rigurosos ejercicios de rehabilitación después de la operación, que son esenciales para una recuperación completa. Sin embargo, son realmente dolorosos de atravesar. Muchos pacientes no pueden reunir la fuerza de voluntad y nunca se recuperan.

Los investigadores aprendieron que los pacientes que escribieron un plan de lo que harían en los puntos de inflexión (momentos en los que seguir adelante es doloroso) tuvieron mucho más éxito en la recuperación.

La lección aquí es que planificar con anticipación cómo lidiar con los momentos en los que la motivación para dejar de fumar es alta ayudará a evitar que realmente deje de fumar.

5. Hábitos clave

Algunos hábitos, una vez desarrollados, tienden a ayudar a las personas a desarrollar otros hábitos. Estos se llaman hábitos clave y lo hacen ayudando a las personas a crear “pequeñas victorias” en sus vidas.

Estas pequeñas victorias aumentan la motivación, crean impulso y crean estructuras para desarrollar otros hábitos.

El ejemplo dado en el libro era sobre personas que hacen dieta; en un estudio, se encontró que las personas que hicieron dieta y que realizaron el simple acto de llevar un diario de alimentos lograron perder peso.

Llevar el diario les ayudó a identificar patrones en sus vidas que antes no sabían que existían y también les dio la motivación para desarrollar hábitos más saludables.

Terminando

Me encanta este libro, y creo que todo el mundo debería leerlo. Si comprende cómo los hábitos toman forma en su cerebro, puede comenzar a construir buenos y romper los malos de manera más efectiva.

Si desea leer este libro, puede apoyar este sitio comprando a través de este enlace:

Este libro es parte de mi lista de lectura esencial para estudiantes, y si está buscando otros buenos libros, ¡le recomiendo que lo revise!

Por cierto: este video/artículo es parte de una nueva serie sobre CIG que llamo 5 Lecciones.

Si bien comparto mucho de lo que aprendo de los libros en mi contenido regular, siempre quise tomarme un tiempo para profundizar realmente en un libro específico. Esto es lo que hará la serie 5 Lecciones.

Cada vez que termino un libro que creo que le resultará útil, creo un video como este para compartir cinco de las lecciones más importantes que aprendí de él.

De esta manera, puedo compartir libros útiles contigo, sin sentir que tengo que reseñarlos (no soy muy bueno criticando cosas).

¡Espero que hayas disfrutado este, y mantente atento al próximo!

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.