Cómo el pensamiento sistémico te convierte en una persona más inteligente

Hay varias perspectivas sobre el término pensamiento sistémico. La disciplina va más allá de una colección de herramientas y técnicas. Muchas personas están fascinadas con herramientas como herramientas de lluvia de ideas, herramientas de pensamiento estructural, herramientas de pensamiento dinámico, así como herramientas basadas en computadora. Creen que las herramientas de pensamiento sistémico pueden hacerlos más inteligentes y productivos. Sin embargo, va más allá ya que el pensamiento sistémico es más estratégico y sensible al entorno en el que nos encontramos.

Entonces, ¿qué es el pensamiento sistémico y por qué es bueno para ti?

Tabla de contenido

  1. ¿Qué es el pensamiento sistémico?
  2. Características del pensamiento sistémico
  3. Cómo usar el pensamiento sistémico
  4. Cómo fomentar el aprendizaje con el pensamiento sistémico
  5. Pensamientos finales
  6. Más para ayudarlo a pensar más inteligentemente

¿Qué es el pensamiento sistémico?

El pensamiento sistémico es una herramienta de diagnóstico que puede ayudarlo a evaluar los problemas antes de tomar medidas. Te ayuda a hacer preguntas antes de llegar a conclusiones. Le impide hacer una suposición, que es el nivel más bajo de conocimiento.

Un pensador sistémico es curioso, compasivo y valiente. El enfoque de pensamiento sistémico incorpora el acto de ver el panorama general en lugar de verlo en partes. Reconoce que estamos conectados y que existen diversas formas de resolver un problema.

Características del pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico puede ayudarlo a analizar las conexiones entre los subsistemas y comprender su potencial para tomar decisiones más inteligentes.

En un equipo de fútbol, ​​los elementos son el entrenador, los jugadores, el campo y una pelota. Las interrelaciones son estrategias, comunicaciones entre jugadores y reglas de juego. El objetivo es ganar, divertirse y hacer ejercicio. Todos pertenecemos a varios sistemas y subsistemas.

Algunas características del pensamiento sistémico incluyen:

  • El tema es importante
  • El problema está familiarizado con patrones bien conocidos.
  • Se han hecho intentos para resolver el problema.

Dadas estas características, el pensamiento sistémico va más allá de una herramienta operativa; es un enfoque estratégico y una filosofía.

Cómo usar el pensamiento sistémico

Aquí hay 3 formas en que puede usar el pensamiento sistémico:

1. Comprenda cómo funciona el sistema y use los puntos de retroalimentación

La primera tarea es saber de qué se trata el sistema e identificar los puntos de apalancamiento o retroalimentaciones que influyen en su funcionamiento. Esto es lo que ayudará a ajustar el sistema.

Si desea que el sistema sea productivo, mejore los puntos de retroalimentación. Si quieres que sea menos productivo, agota los mismos puntos.

Un buen ejemplo es el de una bañera. Los puntos de apalancamiento son el grifo y el desagüe. Si olvida cerrar el desagüe, después de abrir el agua, el agua nunca dejará de fluir y la bañera nunca se desbordará.

Si desea más agua, cierre el desagüe mientras abre el grifo. De lo contrario, cierre el grifo y abra el desagüe. Puedes aplicar esto a tu desarrollo personal.

Una vez que descubra los puntos de retroalimentación en su vida, encuentre su apalancamiento o puntos de retroalimentación, luego mejore esos puntos. Si quiere estar en forma, consiga un entrenador, encuentre un mentor o coma alimentos saludables.

2. Descubre los patrones, la estructura y los eventos

Las tendencias y los patrones podrían compararse con las pistas de un crucigrama. A medida que aspira a mejorar el sistema, las tendencias y los patrones le ofrecen pistas y motivos para cambiar su paradigma. Por lo general, pueden dirigirte a aspectos inusuales e inesperados, a ideas, personas o lugares en los que nunca habías pensado.

Las personas inteligentes están atentas a las tendencias y los patrones para estar al tanto de los cambios.

Puedes ver el mundo desde 3 perspectivas diferentes:

I. La perspectiva del evento

Si considera el mundo desde la perspectiva de un evento, lo mejor que puede hacer es ser más inteligente y ‘reaccionar’. Tiendes a ser más inteligente al reaccionar rápidamente, volverte más ligero y flexible a medida que avanzas en la vida.

Entonces, ¿cómo ves el mundo desde la perspectiva de un evento? Haces una pregunta como, ‘¿Qué pasó?’.

Existe la posibilidad de volverse más consciente y ver más a este nivel. Una excelente técnica para lograrlo es contar una historia a un grupo. Si puede ver más allá de cada evento, más allá de los patrones y las tendencias, tendrá la capacidad de anticipar, predecir y planificar.

ii. Perspectiva de patrón

Para ver el mundo desde la perspectiva de un patrón, debe preguntarse: ‘¿Qué ha estado sucediendo?’

La mayoría de las veces es difícil ver el tamaño real de un iceberg (estructuras subyacentes que son las causas de los eventos). La línea de flotación disecciona lo que es visible de lo que no es visible.

Un pensador de sistemas no asume únicamente a partir de lo que es visible; él o ella busca saber lo que ha estado sucediendo.

Echa un vistazo a este vídeo para entender más sobre la Teoría del Iceberg:

iii. La perspectiva de la estructura

Para ver el mundo desde una perspectiva estructural, debe preguntarse: “¿Qué está causando problemas?” Las respuestas serán los factores y fuerzas responsables.

Si te encuentras en un atasco de tráfico, no culpas al próximo conductor como una persona inteligente; podrías preguntar, ‘¿qué ha estado causando el embotellamiento?

Las respuestas habituales podrían ser una superficie de la carretera en descomposición, un conductor descuidado o alta velocidad, pero esas serían las mismas cosas identificadas como tendencias. Lo que hace que la perspectiva de la estructura sea diferente de las demás.

La estructura es lo que impulsa tu energía. Es lo que afecta los acontecimientos. Los pensadores de sistemas hacen deducciones basadas en estructuras internas para llegar a una conclusión.

3. Problemas de las personas frente a problemas del sistema

Varios problemas que van desde brechas de seguridad, defectos de productos, pobreza e ineficiencias en el transporte son sistémicos.

Incluso cuando te portas mal, suele haber un sistema interno al que culpar.

Si usted no es productivo en su negocio, es posible que usted no lo cause. Puede haber un sistema que necesite mejorar.

¿Recuerdas nuestros puntos de comentarios? Tan pronto como evalúe el sistema, puede concentrarse en las personas. ¿Una nueva contratación está causando un retraso en el proceso de empaquetado? ¿La mala comunicación está afectando el desempeño del equipo? La reasignación de roles de trabajo puede ser un punto de apalancamiento perfecto.

En el ejemplo del embotellamiento, podría haber una solución basada en el sistema, como instalar semáforos y, posteriormente, hacer cumplir las leyes de tránsito en el área para penalizar a los conductores imprudentes.

Cómo fomentar el aprendizaje con el pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico lo ayuda a apreciar las interrelaciones de personas, organizaciones, políticas, decisiones, ideas y relaciones.

Peter M Senge propuso cinco disciplinas que fomentan el aprendizaje en su ADN, ya sea que dirija una organización, inicie una empresa o trabaje como autónomo.[1]

1. Gana dominio

Puede tomar cursos en línea, asistir a conferencias, leer artículos de blogs y libros, escuchar podcasts, conversar con líderes dentro y fuera de su industria, ver documentales, aprender de su equipo y esforzarse al mejorar sus habilidades.

2. Descubra sus suposiciones y sesgos

Hubo esta parábola de cuatro ciegos que hicieron diferentes suposiciones acerca de un elefante. Sus suposiciones y prejuicios les impiden comprender cómo se ve el animal.

Los sesgos pueden robarle la innovación y evitar que experimente un crecimiento personal. Para tomar conciencia de sus sesgos, debe hacer un viaje interno y comprometerse con un pensamiento innovador.

3. Establezca su visión

Los sistemas se paralizan cuando no se define el objetivo o la misión. No tendrá la motivación para completar el curso en línea si no sabe por qué se suscribió en primer lugar.

¿Es para avanzar en la carrera? ¿Para mejorar tu juego o para adquirir conocimientos generales? La visión te inspira.

4. Aprende en Grupos

Hay poder en el aprendizaje compartido. Hay una solidificación de la comprensión cuando se aprende en un grupo. Puede tener las lecciones grabadas en su memoria a largo plazo.

Por ejemplo, puede unirse a grupos de aprendizaje donde la información se comparte semanalmente.

5. Piensa en Sistemas

El pensamiento sistémico trata sobre el aprendizaje y la mejora a lo largo de toda la vida. También se ha relacionado con el principio del Iceberg, que afirma que los eventos visibles son insignificantes en comparación con lo visible. Hay más hielo debajo de la línea de flotación de lo que puedes ver con tus ojos físicos.

Cada vez que esté luchando con un desafío, piense en sistemas. Comprender los detalles del problema. Descubra sus puntos de apalancamiento. Evalúe, adapte y siga mejorando sus modelos.

Después de todo. Si te encuentras con un león en la naturaleza, debes entender a lo que te enfrentas.

Pensamientos finales

Puede fomentar el pensamiento sistémico modelando su propio entorno. Participe en capacitaciones, vea TED Talks y cree tiempo para conectarse con otros.

Además, practique el pensamiento crítico en lugar de hacer suposiciones antes de tomar una decisión. Cuanto más piense en sistemas, más inteligente y productivo será en todos los aspectos de su vida.

Más para ayudarlo a pensar más inteligentemente

  • Cómo entrenar tu cerebro para pensar rápido y pensar inteligentemente
  • 11 maneras de pensar fuera de la caja
  • Cómo desarrollar habilidades de pensamiento crítico y pensar más claro

Referencia

[1] ^ Pedro Senge: “Pensamiento sistémico para un mundo mejor” – Aalto Systems Forum 2014

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.