Cómo hacer una investigación en 7 simples pasos

Son las 2 am y estás en tu quinta taza de café (¿o era la sexta?). Estás agachado en una mesa en algún rincón oscuro de la biblioteca rodeado de quince libros abiertos. De la misma manera, muchas pestañas están abiertas en su computadora portátil y aún no ha escrito una palabra del trabajo que debe entregar en 7 horas.

Muchas cosas pueden explicar cómo llegó a este punto, incluida la postergación, la mala organización y un horario desordenado.

Muy a menudo, sin embargo, el problema es la falta de habilidades de investigación.

Y no es tu culpa. La escuela secundaria hace un mal trabajo al enseñarte cómo investigar, y la mayoría de las clases universitarias no lo hacen mejor. Parece que se espera que lo descubras a través de prueba y error.

Creo que podemos hacerlo mejor que eso, sin embargo. En esta guía, le mostraré el proceso de 7 pasos para investigar todo, desde un trabajo final de 10 páginas hasta una presentación final. No solo aprenderá cómo hacer una mejor investigación; también aprenderá cómo investigar de manera más eficiente.

¿Qué es la investigación?

Antes de continuar, ¿qué investigación?

En esencia, la investigación es un intento de responder a una pregunta. Esto podría ser cualquier cosa, desde “¿Cómo podemos reducir las tasas de mortalidad infantil?” a “¿Por qué la sal hace que la comida sepa bien?”

Para responder a su pregunta, consulte libros, artículos académicos, artículos de periódicos, registros históricos o cualquier otra cosa que pueda ser útil. El término amplio para estas cosas es “fuentes”.

Y, por lo general, una vez que haya realizado la investigación, la presenta o la resume de alguna manera. En muchos casos, esto significa escribir un ensayo u otro tipo de artículo académico, pero también podría significar dar una presentación o incluso crear un video de YouTube.

Incluso si no tiene interés en la academia, la investigación es una habilidad extremadamente útil para aprender. Cuando sabes cómo investigar, es mucho más fácil mejorar tu vida y trabajar de manera más efectiva. En lugar de tener que preguntarle a alguien cada vez que tenga una pregunta, la investigación lo ayudará a resolver los problemas usted mismo (ya ayudar a otros a su vez).

Nota: La investigación también puede significar realizar encuestas, realizar experimentos o realizar excavaciones arqueológicas. Si bien estas actividades son cruciales para el avance del conocimiento humano, no las discutiré aquí. Este artículo se centra en la investigación que puede hacer con solo una biblioteca y una conexión a Internet.

Los 7 pasos del proceso de investigación

La investigación puede parecer abrumadora, pero es más manejable cuando se divide en pasos. En mi experiencia, el proceso de investigación tiene siete pasos principales:

  1. Encuentra un tema
  2. Refina tu tema
  3. Encuentre fuentes clave
  4. Toma notas de tus fuentes
  5. Crea tu artículo o presentación
  6. Haga investigaciones adicionales según sea necesario
  7. Cita tus fuentes

Veamos cada uno de estos pasos con más detalle.

1. Encuentra un tema

Si no tiene un tema, su investigación será ineficaz y sin dirección. Pasará horas leyendo docenas de fuentes, todo porque no se tomó unos minutos para desarrollar un tema.

¿Cómo se te ocurre un tema? Mi sugerencia número uno es crear un mapa mental.

Un mapa mental es una forma visual de generar ideas. Así es como funciona:

  1. Consigue una hoja de papel y un bolígrafo. Asegúrate de que el papel no sea demasiado pequeño: quieres mucho espacio para tus ideas.
  2. Dibuja un óvalo en el centro del papel.
  3. Dentro de ese óvalo, escribe un tema muy vago. Comienza con lo que tu profesor te haya asignado.
  4. Dibuja líneas desde el óvalo hacia los bordes del papel.
  5. Dibuja óvalos más pequeños conectados a cada una de estas líneas.
  6. Dentro de los óvalos más pequeños, escriba ideas/temas más específicos relacionados con el central.
  7. Repita hasta que haya encontrado 3-5 ideas de temas.

Cuando lo escribo paso a paso, suena un poco extraño. Pero créeme, funciona. Cada vez que estoy atascado en una tarea de escritura, este método es mi opción. Básicamente es magia.

Para ver cómo se ve el mapeo mental en la práctica, mira este clip:

2. Refina tu tema

Bien, ahora tienes una lista de 3-5 temas. Todos siguen siendo bastante generales y debe reducirlos a un tema que pueda investigar en profundidad.

Para hacer esto, dedique 15 minutos a hacer una investigación general sobre cada tema. Específicamente, tome cada tema y conéctelo al catálogo de su biblioteca ya las herramientas de búsqueda de la base de datos.

Los detalles de este proceso variarán de una biblioteca a otra. Aquí es donde consultar a un bibliotecario puede ser muy útil. Pueden mostrarle cómo usar las herramientas que mencioné, así como señalarle algunas que probablemente no conozca.

Además, le sugiero que le pida recomendaciones a su profesor. En algunos casos, es posible que incluso hayan creado una página de recursos específicamente para su tarea.

Una vez que hayas descubierto dónde buscar, escribe tu tema. Me gusta usar una mezcla del catálogo de la biblioteca, una base de datos académica general como Anfitrión de EBSCOy una búsqueda en Google Académico.

captura de pantalla de google-scholar

¿Qué es exactamente lo que estás tratando de encontrar? Básicamente, estás tratando de encontrar un tema con suficiente cantidad y variedad de fuentes.

Idealmente, desea algo con artículos de revistas y libros, ya que esto demuestra que muchos académicos se están involucrando seriamente con el tema.

Por supuesto, en algunos casos (si el tema es muy innovador, por ejemplo), es posible que solo pueda encontrar artículos de revistas. Está bien, siempre y cuando haya suficientes perspectivas disponibles.

Usando esta técnica, podrás eliminar rápidamente algunos temas. Sé despiadado. Si no encuentra nada después de 15 minutos, continúe. Y no te apegues a un tema.

Consejo: si encuentra dos temas con la misma cantidad de fuentes disponibles, pídale a su profesor que lo ayude a desempatar. Pueden darle una idea de qué tema es muy común (y, por lo tanto, difícil de escribir originalmente), así como también cuál les parece más interesante.

Ahora que tiene su tema, es hora de reducir sus fuentes.

3. Encuentra fuentes clave

Si ha elegido un buen tema, probablemente tenga muchas fuentes con las que trabajar. Esto es a la vez una bendición y una maldición. Una variedad de fuentes muestra que hay algo que vale la pena decir sobre tu tema, y ​​también te brinda mucho material para citar.

Pero esta abundancia puede convertirse rápidamente en una pesadilla en la que pasa horas leyendo material denso y aturdidor sin acercarse a producir un artículo.

¿Cómo evitas que esto suceda? Elija de 3 a 5 fuentes clave y concéntrese en ellas con atención. Claro, es posible que termine necesitando más fuentes, especialmente si se trata de un trabajo largo o si el profesor lo requiere. Pero si comienza tratando de leer 15 fuentes, es probable que se sienta abrumado y frustrado.

Centrarse en unas pocas fuentes clave es poderoso porque:

  • Le permite comprometerse profundamente con cada fuente.
  • Te da una variedad de perspectivas.
  • Le indica otros recursos.
  • Te mantiene enfocado.

4. Lee y toma notas

Pero, ¿qué haces exactamente con estas fuentes? Necesitas leerlos de la manera correcta. Siga estos pasos para leer libros y artículos académicos de manera efectiva:

Desnatar

Lea el artículo y mire los títulos de las secciones. Si alguna palabra o término te llama la atención, anótalo. Además, echa un vistazo a las oraciones iniciales de cada sección y párrafo para tener una idea general del argumento del autor.

El objetivo aquí no es comprender profundamente, sino preparar tu mente para una lectura efectiva.

Pregunta

Escriba cualquier pregunta que tenga después de hojear el artículo, así como cualquier pregunta general que espera que el artículo pueda responder. Ten siempre presente tu tema.

leer activamente

Ahora, empieza a leer. Pero no solo revise pasivamente la información como si estuviera desplazándose por Tumblr. Lea con bolígrafo o lápiz en la mano, subrayando los términos desconocidos o las ideas interesantes.

Haz notas en los márgenes sobre otras fuentes o conceptos que te vengan a la mente. Si está leyendo un libro de la biblioteca, puede tomar notas en una hoja de papel aparte.

Descansar

Una vez que hayas terminado de leer, tómate un breve descanso. Tómate una taza de té o café. Ir a dar un paseo por la biblioteca. Tramo. Solo deja de pensar en la investigación por un momento sin recurrir a la diversión de baja densidad que te distrae.

Resumir

Ahora regresa al artículo y mira las cosas que subrayaste o anotaste. Reúna estas notas y transfiéralas a un programa como Evernote.

Si necesita buscar un término, hágalo y luego agregue esa definición a sus notas. Además, tome nota de cualquier fuente que el autor cite que parezca útil.

No, porque no vas a leer todo el libro.

Para la mayoría de las investigaciones que harás en la universidad, leer un libro académico completo es excesivo. Simplemente hojee la tabla de contenido y el libro en sí para encontrar capítulos o secciones que parezcan relevantes.

Luego, lea cada uno de ellos de la misma manera que leería un artículo. Además, asegúrese de echar un vistazo a la bibliografía del libro, que es una mina de oro para encontrar fuentes adicionales.

Nota: El método anterior es una variación del clásico método SQ3Rligeramente adaptado ya que no estamos interesados ​​en tomar notas de los libros de texto.

5. Crea tu artículo o presentación

“No se puede entregar una investigación en bruto”.

La investigación es crucial para elaborar un excelente documento o presentación, pero también es una excelente manera de posponer las cosas. Tenía compañeros de clase en la universidad que pasaban 8 horas investigando un artículo de 5 páginas. ¡Eso es demasiado!

En algún momento, debe dejar de investigar y comenzar a escribir (o cualquier método que esté utilizando para presentar su investigación).

¿Cómo decides cuándo dejar de investigar? No hay una regla estricta, pero en general no pasaría más de 30 minutos por página del trabajo final.

Entonces, si se supone que el documento final tiene 10 páginas, no dedique más de 5 horas a investigarlo.

6. Realice investigaciones adicionales (según sea necesario)

Una vez que haya comenzado a escribir el borrador de su trabajo, probablemente encontrará algunas lagunas. Tal vez te des cuenta de que el argumento de un erudito no es relevante para tu trabajo o que necesitas más información para una sección en particular. En este caso, puede volver a investigar

Pero, de nuevo, ¡cuidado con la trampa de la procrastinación disfrazada de productividad! Solo haga la investigación adicional que necesite para responder a su pregunta. No se deje arrastrar por las madrigueras de los conejos ni se deje arrastrar por la tangente. Entra allí, investiga y vuelve a escribir.

Para mantenerse enfocado, le sugiero que mantenga cerca un documento separado o una hoja de papel para anotar los puntos que necesitan investigación adicional.

Cada vez que encuentre un punto así, anótelo en el documento y luego siga escribiendo. Solo deténgase cuando no pueda avanzar más sin investigación adicional.

Es mucho mejor hacer un borrador completo primero. De lo contrario, corre el riesgo de sufrir una pena de cambio cognitivolo que hace que sea más difícil recuperar la concentración.

7. Cita tus fuentes

Ya sea que esté creando una presentación oral, un ensayo o un video, deberá citar sus fuentes. El plagio es un delito grave, así que no se arriesgue.

La forma de citar las fuentes depende del tema y de las expectativas del profesor. Chicago, MLA y APA son los formatos de citas más comunes para usar en la universidad, pero hay miles más.

Afortunadamente, no es necesario que escriba minuciosamente cada una de sus citas a mano o que se afane en un manual de estilo. En su lugar, puede utilizar una herramienta como Zotero para rastrear y generar sus citas. Para hacer las cosas aún más fáciles, instale el Conector Zotero extensión del navegador. Puede extraer automáticamente información de citas de entradas en un catálogo de biblioteca en línea.

Una vez que haya recopilado todas sus fuentes, Zotero puede generar una página o bibliografía de obras citadas con el formato adecuado con solo hacer clic en un botón.

Para obtener ayuda para configurar y usar Zotero, lee esta guía. Si necesita más ayuda, pregunte a un bibliotecario.

Investigue con confianza

Espero que ahora entiendas cómo investigar con más confianza. Si sigue los procedimientos que he cubierto en este artículo, perderá menos tiempo, realizará una investigación más efectiva y, en última instancia, tendrá el material para un ensayo ganador.

¿Tiene curiosidad por saber cómo usar su investigación para escribir un gran trabajo de investigación? Consulte esta guía.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *