Cómo Outlook da forma a nuestras vidas

mujer-sonriente-con-compañeros-mirando-a-la-distancia-mentalidad-fija

Todos tenemos diferentes visiones de la vida. Algunos de nosotros tenemos medio vaso vacío, mientras que otros son descaradamente optimistas.

Por ejemplo, podrías tener la creencia de que con suficiente determinación y dedicación, puedes aprender a tocar el piano. Pero otros pueden sentir que no hay posibilidad de que tomen el instrumento.

En general, la perspectiva sobre el desarrollo de la inteligencia y los talentos se puede clasificar como una mentalidad de crecimiento o una mentalidad fija. Ambos tienen ventajas y desventajas.

Pero, ¿la forma en que pensamos sobre nosotros mismos y nuestras habilidades puede afectar lo que logramos?

Veamos la diferencia entre una mentalidad fija y de crecimiento y cómo dan forma a nuestra visión del mundo.

Lo básico: ¿qué es una mentalidad fija?

Entonces, ¿qué es una mentalidad fija y qué es una mentalidad de crecimiento?

Las mentalidades fijas y de crecimiento son dos perspectivas sobre cómo desarrollamos nuestras habilidades y capacidades.

La psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, propuso estas perspectivas en su libro “Mentalidad: la nueva psicología del éxito.” La investigación de Dweck muestra cómo ambas perspectivas pueden afectar el desarrollo de su carrera y su vida de varias maneras.

Las personas con una mentalidad de crecimiento ven sus habilidades y capacidades en constante evolución. Creen que pueden desarrollar sus talentos a través de la superación personal y la práctica.

Las personas con este tipo de mentalidad suelen adoptar el aprendizaje permanente. Se dedican a mejorar sus atributos a través de sus acciones y comportamientos.

mujer-joven-alegre-hablando-con-amigo-mentalidad-fija

Por otro lado, las personas con mentalidad fija ven su inteligencia, habilidades y talentos como estáticos e inmutables.

Aquellos con esta mentalidad pueden no buscar activamente oportunidades para desarrollar sus habilidades y capacidades. Tienden a creer que nacen con un conjunto específico de talentos que se pueden mejorar con la práctica, pero que no se pueden ampliar para incluir otros nuevos.

En un entorno laboral, a veces esta mentalidad puede inhibir la capacidad de una persona para lograr sus objetivos. Pero esto se puede cambiar con un cambio de perspectiva que se centre en el crecimiento y el desarrollo.

Mentalidad fija vs mentalidad de crecimiento

Echemos un vistazo más de cerca a algunas diferencias clave entre la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento.

1. Habilidades

Las personas con mentalidad fija creen que tenemos habilidades innatas. Esto significa que naces con tus conocimientos y habilidades. Creen que todo su potencial está predeterminado, al igual que el talento y la capacidad.

Aquellos con mentalidad fija no siempre ponen mucho énfasis en el crecimiento personal. Pueden ser víctimas de opiniones negativas sobre sí mismos. Y a veces pueden no estar dispuestos a aceptar críticas constructivas y comentarios de sus compañeros y superiores.

Una mentalidad de crecimiento dicta que el conocimiento y las habilidades se aprenden y desarrollan con un esfuerzo constante y continuo.

Las personas con mentalidad de crecimiento creen que su esfuerzo y actitudes determinan sus habilidades. Y que sus capacidades y habilidades se pueden mejorar constantemente, siempre y cuando estén dispuestos a aprender y cometer errores.

2. Enfoque

Las personas con mentalidad fija se enfocan en reproducir lo que saben. También se enfocan en perfeccionar sus habilidades actuales en lugar de cultivar otras nuevas.

gente-en-formacion-aprendiendo-nuevas-habilidades-mentalidad-fija

Las personas con mentalidad de crecimiento se centran en mejorar la forma en que hacen lo que hacen. Ponen su enfoque en alcanzar niveles más altos de logro y habilidad. También se enfocan en desarrollar nuevas habilidades y talentos a medida que aprenden de la experiencia.

3. Fracaso

Las personas con mentalidad fija buscan la perfección y evitan el fracaso a toda costa. Pueden ser reacios a probar algo nuevo porque temen fallar o cometer errores.

Las personas con mentalidad de crecimiento no temen fallar y ven el fracaso como una oportunidad para crecer. Aceptan voluntariamente tareas que están fuera de su alcance actual de conocimiento y experiencia.

Las personas con una mentalidad de crecimiento ven las tareas difíciles como oportunidades para el aprendizaje autodirigido. Se esfuerzan por desarrollar nuevas habilidades y aprender valiosas lecciones de posibles fracasos.

4. Apariencia

Las personas de mente fija quieren presentarse como inteligentes y capaces ante los demás. Logran esta imagen aferrándose a tareas y proyectos en los que saben que son expertos.

A menudo evitan las tareas que los hacen aparecer como novatos en lugar de expertos o profesionales experimentados. Las personas con mentalidad fija también suelen buscar validación para demostrar su valía a los demás y a sí mismos.

Por otro lado, las personas con mentalidad de crecimiento no temen cometer errores, incluso frente a los demás. Entienden que los errores tienen lecciones que enseñarles. Están ansiosos por aprender esas lecciones y seguir intentándolo hasta que dominen una nueva habilidad.

5. Probar cosas nuevas

Aquellos con una mentalidad fija son más propensos a apegarse a lo que saben en lugar de probar cosas nuevas. Es importante tener en cuenta que esto no es necesariamente algo negativo. Su enfoque en sus fortalezas puede convertirlos en expertos en ciertos temas y tareas.

Las personas con mentalidad de crecimiento disfrutan probando cosas nuevas y aumentando su conjunto de habilidades. Están motivados para lograr nuevas metas y adquirir nuevas habilidades y competencias.

¿Cuál es mejor?

Las mentalidades fijas tienden a ser vistas como inherentemente negativas y problemáticas. Por el contrario, la mentalidad de crecimiento se considera positiva y beneficiosa.

Sin embargo, cada uno tiene su propio conjunto único de pros y contras.

Ventajas de la mentalidad fija

  1. Las mentalidades fijas producen expertos.

Aquellos con perspectivas fijas tienden a concentrar sus esfuerzos en algunas habilidades y capacidades clave. Saben que pueden desempeñarse excepcionalmente bien en estas cosas. Su enfoque en estas habilidades durante años, e incluso décadas, puede convertirlos en especialistas altamente informados sobre ciertos temas.

hombre-enfocado-tomando-notas-mentalidad-fija

  1. Una mentalidad fija preserva las estructuras existentes.

Las personas con mentalidad fija a menudo están dispuestas a adherirse a ciertas estructuras y marcos corporativos. Esto ayuda a mantenerlos dentro del entorno de la empresa y alienta a otros miembros del equipo a seguir su ejemplo.

  1. A las personas con mentalidad fija les va bien en lo que hacen.

Las personas de mente fija suelen ser bastante autocríticas. Esto puede ser ventajoso, ya que los motiva a mejorar sus curvas de aprendizaje y minimizar los errores que cometen. También es menos probable que renuncien cuando las cosas se ponen difíciles.

Aquellos con una mentalidad fija tienen las habilidades necesarias para guiarlos a través de las tareas con las que se sienten cómodos.

Desventajas de la mentalidad fija

  1. Es posible que una persona de mente fija no siempre esté dispuesta a aprender de los demás.

Esto es especialmente cierto si este aprendizaje implica cultivar habilidades nuevas y desconocidas.

El éxito de los demás a menudo intimida a las personas de mente fija. También pueden evitar las críticas de los demás. Algunos pueden tener dificultades para aceptar comentarios, incluso de gerentes y superiores.

  1. La mentalidad fija provoca insatisfacción y decepción.

Alguien con una mentalidad fija que falla en una tarea a menudo se sentirá decepcionado por su desempeño. En lugar de aceptar el fracaso como una oportunidad de aprendizaje, pueden verlo como una falla personal de su parte y desmotivarse. En algunos casos, su sentimiento de fracaso puede provocar el síndrome del impostor.

  1. Las personas con una mentalidad fija pueden eliminar oportunidades.

Pueden evitar las oportunidades de crecer personal y profesionalmente. También evitarán aprender cosas nuevas si no están dispuestos a adentrarse en aguas desconocidas.

Su falta de práctica deliberada también puede excluirlos de oportunidades de promoción y avance profesional.

Ventajas de la mentalidad de crecimiento

  1. Una mentalidad de crecimiento produce triunfadores.

Las personas con esta perspectiva pueden estar más dispuestas a elegir un nuevo desafío. También quieren aprender nuevas habilidades y persistir en los proyectos por más tiempo.

Estas características generalmente los hacen más motivados para lograr. Esto puede ser extremadamente beneficioso a la hora de alcanzar los objetivos de la empresa.

  1. Las personas con mentalidad de crecimiento se enfocan en la productividad.

La investigación ha encontrado que las personas con una mentalidad de crecimiento mostrar una mejor autorregulación. Esto los empodera para seguir siendo productivos, incluso durante tiempos desafiantes o ocupados.

  1. Las personas con mentalidad de crecimiento aprenden de los demás.

Cada vez más investigaciones asocian una mentalidad de crecimiento con mayor comportamiento prosocial y una disposición general a equivocarse. Y la voluntad de aprender de otras personas con más conocimientos.

Desventajas de la mentalidad de crecimiento

  1. Las personas con mentalidad de crecimiento se obsesionan más con el esfuerzo que con el aprendizaje.

Los empleados expertos pueden lograr un equilibrio entre la persistencia y el trabajo “inteligente” mediante el uso de conocimientos y habilidades concretas. Algunas personas con mentalidad de crecimiento pueden enfocarse más en el tiempo dedicado al aprendizaje y menos en el resultado obtenido, lo que puede dejarlas con ciertas brechas de habilidades.

  1. mentalidad de crecimiento puede dañar la autoestima.

Las personas con una mentalidad de crecimiento que luchan por alcanzar sus logros ideales pueden desanimarse y desanimarse con el tiempo. También pueden volverse demasiado competitivos en el lugar de trabajo, lo que en última instancia podría provocar agotamiento.

Esto puede alejarlos de sus compañeros e impactar negativamente en la cultura de su empresa.

¿Se puede pasar de una mentalidad fija a una mentalidad de crecimiento?

La investigación ha demostrado que es posible promover una mentalidad de crecimiento en personas de mente fija debido a la plasticidad del cerebro. La neurociencia indica que el cerebro es flexible y siempre está haciendo nuevas conexiones. Debido a esto, somos capaces de cambiar y crecer a cualquier edad.

Existen numerosas formas de desarrollar una mentalidad de crecimiento, que incluyen:

  1. Aceptar que eres científicamente capaz de cambiar. Las personas que se desafían a sí mismas con nuevas experiencias pueden formar y fortalecer las vías neurales. Esto les permite aprender y reforzar nuevas habilidades y destrezas.
  2. Minimizar la charla interna de mentalidad fija. El diálogo interno negativo puede afectar su capacidad para progresar. En lugar de decir “No puedo hacer esto”, trata de reformular el pensamiento a “Puedo hacer esto con suficiente práctica y determinación”.
    empleado-que-tiene-discusiones-con-compañeros-de-trabajo-mentalidad-fija
  3. Premiando tanto el proceso de consecución como el esfuerzo realizado durante el proceso.
  4. Buscar comentarios honestos sobre su trabajo y usarlos como motivación para seguir intentándolo. Debe esforzarse por hacer esto incluso si recibe comentarios negativos.
  5. Ser valiente y salir de tu zona de confort. Esto puede ayudarte a fomentar una mentalidad de crecimiento mostrándote que todavía tienes mucho que aprender y que aprender es posible con la actitud correcta.
  6. Aceptar el fracaso como parte del proceso de aprendizaje. Los fracasos pueden ser valiosas oportunidades de aprendizaje si está dispuesto a aprender de ellos.

Superar una mentalidad fija

No hay una mentalidad correcta para las personas exitosas. Nuestro propio crecimiento depende de nosotros mismos como individuos y de nuestro enfoque del mundo.

Al trabajar duro y aprender nuevas estrategias, podemos desarrollar una mentalidad de crecimiento y convertirnos en aprendices de por vida. Pero también debemos recordar que las mentalidades fijas también tienen algunas ventajas.

Para obtener más información sobre cómo explorar el potencial humano, solicite una demostración con un entrenador de BetterUp. Vea cómo nuestro entrenamiento personalizado puede ayudarlo a desbloquear su crecimiento profesional y personal.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.