El antídoto para el agotamiento de los empleados

Si bien hay muchas maneras de prevenir y revertir el agotamiento, investigar apunta a un factor central y poderoso que puede marcar una diferencia significativa: los gerentes de personas.

Quienes administran a los empleados, ya sean altos ejecutivos o supervisores de primera línea, pueden contribuir o proteger a los empleados del agotamiento. “Según la Clínica Mayo, la persona a la que le reportas en el trabajo es más importante para tu salud que tu médico de familia”, afirmó Bob Chapman, director ejecutivo de Barry-Wehmiller y autor de Everybody Matters, en el libro de Jeffrey Pfeffer, Morir por un cheque de pago.

Considere la influencia de un gerente. Controlan el clima de un equipo, son responsables de las promociones y definen las cargas de trabajo, y sirven como modelo para la cultura de la empresa. Los buenos gerentes pueden ayudar a un empleado a desarrollarse y prosperar en el lugar de trabajo.

Las organizaciones pueden ayudar a prevenir y revertir el agotamiento enfocándose en sus gerentes de personas y apoyándolos de dos maneras clave:

Ayude a los gerentes de personas a manejar su propio agotamiento. Es difícil ser un líder eficaz cuando se siente agotado. Los gerentes tienen menos para invertir en sus equipos y pueden difundir la negatividad entre los miembros del equipo a través de contagio emocional, un fenómeno en el que las emociones y los comportamientos de una persona desencadenan directamente sentimientos y acciones similares en los demás. El agotamiento y el cinismo que los gerentes pueden sentir por el agotamiento también pueden dificultar la gestión eficaz de los demás, como ofrecer comentarios constructivos, resolver problemas o mantener el optimismo.

En una reciente artículo HBR, los autores destacaron varias formas en que un gerente tóxico puede dañar a los empleados, incluida la baja moral, la disminución del bienestar y el aumento de los conflictos entre el trabajo y la familia. También señalaron investigaciones que muestran el potencial de los empleados para modelar los comportamientos abusivos de sus gerentes.

El consejo de “ponerse primero su propia máscara de oxígeno” es importante para ayudar a los gerentes de personas que están agotados. Los gerentes pueden aprender habilidades basadas en evidencia que previenen y combaten su propio agotamiento, empoderándolos como individuos y líderes.

Por ejemplo, investigar muestra que existe un vínculo claro entre la falta de control y el agotamiento. Ayudar a los gerentes a desarrollar habilidades que les den una mayor sensación de control, como la influencia, la resolución de problemas y la resiliencia, puede crear un amortiguador contra el agotamiento.

Ayude a los líderes de personas a desarrollar las habilidades de liderazgo que evitarán que los miembros del equipo se agoten. Los gerentes primerizos, e incluso aquellos que han liderado durante años, a menudo carecen de las habilidades fundamentales del liderazgo de personas. Muchas de estas habilidades blandas, como la comunicación, la empatía y la retroalimentación, no se enseñan y es posible que no surjan de forma natural. Sin embargo, son fundamentales para administrar personas de manera efectiva y construir equipos exitosos.

En su investigación sobre el agotamiento, Christina Maslach, creadora del Maslach Burnout Inventory y autora de The Truth About Burnout, identificó seis desajustes” entre una persona y un trabajo que puede conducir al agotamiento: falta de control; recompensa insuficiente; falta de comunidad; ausencia de equidad; conflicto de valores; y sobrecarga de trabajo.

La mayoría de estos se relacionan con la forma en que se administra a las personas y requieren habilidades interpersonales para abordarlos. Ayudar a los gerentes de todos los niveles a desarrollar sólidas habilidades de liderazgo les brindará las herramientas y la mentalidad fundamentales para ayudar a prevenir y revertir el agotamiento en sus equipos.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.