La clave para ayudar a que su negocio prospere

desarrollo-gerentes-equipo-reunión-con-gerente-hablando

¿Ha pensado alguna vez en el papel que juegan los gerentes en su empresa? Ser gerente no se trata solo de delegar tareas o asignar proyectos.

En realidad, los gerentes dan el ejemplo a las personas de su equipo y también se supone que deben emular los comportamientos y valores fundamentales de la empresa.

Son embajadores de su empresa y de la cultura de su empresa. Si bien parte de su función es administrar el tiempo de las personas, otra parte es garantizar que los miembros del equipo comprendan la visión y el propósito de la empresa y estén comprometidos.

Convertirse en gerente por primera vez es una gran responsabilidad. Si bien puede ser emocionante para algunos, es desalentador pensar que de repente la carga de trabajo, el lugar de trabajo, el bienestar y la carrera de otra persona están en sus manos.

Tradicionalmente, las personas se convierten en gerentes al ascender de rango. En el panorama cambiante de hoy, las personas pueden convertirse en gerentes desde el principio sin estar necesariamente preparados para ello.

No es una tarea fácil y debe ser tomada en serio por todos en todos los niveles de la organización. Si bien hay muchos factores que pueden influir en el éxito de un equipo, un gran gerente es sin duda una de las partes más importantes de la experiencia del empleado.

En realidad, El 98% de las personas no lograrán comprometerse cuando los gerentes dan poca o ninguna retroalimentación. Con solo el 2% de su fuerza laboral comprometida sin vías para recibir comentarios, eso es un impacto masivo en el negocio.

¿Cómo podemos asegurarnos de que los gerentes tengan todos los recursos y conocimientos disponibles para hacer bien su trabajo y, en última instancia, impulsar a los miembros de su equipo hacia el éxito? Estos son cuatro consejos para desarrollar gerentes primerizos y asegurarse de que la transición sea lo más fluida posible.

1. Establecer un esquema de tutoría

Asegúrese de que los gerentes primerizos no sean arrojados al fondo sin un período de transición. Tener un esquema de tutoría (formal o informal) puede ayudar a las personas a asumir sus nuevas responsabilidades.

Hay muchas maneras en las que puedes ser mentor de personas. Por ejemplo, permita que los gerentes primerizos sigan a alguien superior a ellos o a cualquier persona en un rol similar que tenga experiencia gerencial. O brinde a las personas la oportunidad de observar y hacer preguntas abiertamente.

Tener un mentor hace que sea más fácil pedir apoyo cuando sea necesario y apoyo en la construcción de relaciones. El apoyo proveniente de la tutoría puede marcar la diferencia entre un nuevo gerente que no está preparado para lidiar con los cambios y uno que ingresa al equipo con confianza.

Después de todo, un equipo necesita creer en la capacidad de su gerente para liderarlos.

2. Apoyar la colaboración

Recurrir a colegas más experimentados para pedir consejo es bueno, pero el apoyo de los compañeros también puede ser increíblemente valioso. Proporcione sesiones de gestión abiertas con regularidad para alentar a los nuevos gerentes a compartir sus comentarios, conocimientos, sugerencias y problemas en un entorno abierto y constructivo donde el único objetivo es mejorar.

En organizaciones más grandes, es una buena práctica agrupar a los gerentes nuevos o primerizos de varios departamentos, para reuniones con debate abierto. Piense en cómo puede usar la comunicación interna para ayudar a romper los silos y potenciar la comunicación entre los gerentes.

gerentes-de-desarrollo-mujer-de-pie-en-escritorio

Esta puede ser una excelente manera de ver el desarrollo de las personas en sus roles, pero también una oportunidad para tomar conciencia de los problemas que surgen con frecuencia con los líderes primerizos. Al brindar a estos temas un foro para la retroalimentación y el debate, las personas pueden desarrollarse juntas y abordar sus inquietudes.

3. Desarrolla habilidades interpersonales

Ser gerente requiere un conjunto muy específico de habilidades, en particular aquellas como la empatía y la inteligencia emocional. Establezca objetivos en torno a las habilidades de gestión y liderazgo para ayudar a proporcionar a las personas un enfoque. Por ejemplo:

Todo esto será clave para que sus gerentes sean efectivos. Asegúrese de que estos procesos no sean de corta duración y verifique regularmente las competencias de gestión en toda la organización, incluso cuando las personas se conviertan en gerentes más experimentados. Desarrollar estas habilidades lleva tiempo y es necesario practicarlas con regularidad.

4. Proporcionar entrenamiento

Como se mencionó anteriormente, ser gerente requiere buenas habilidades sociales. En la actualidad, la tendencia se dirige hacia gerentes siendo entrenadores o aplicando habilidades de coaching, lo cual tiene sentido cuando se consideran los beneficios del enfoque.

La premisa es que cada persona tiene el poder de alcanzar su máximo potencial para encontrar un camino significativo y soluciones a cualquier problema que pueda encontrar en el camino. El papel del entrenador es, por lo tanto, guiar al individuo en un camino hacia el autodescubrimiento, a través de preguntas poderosas.

Hemos visto de primera mano el impacto que el coaching puede tener en la fuerza laboral. Larry McAllister, vicepresidente de talento global de NetApp, habla sobre cómo el coaching ha transformado la forma en que los empleados y gerentes de NetApp aprenden, crecen y se preocupan unos por otros.

Si bien eso puede ser difícil de comprender, la realidad es que en el lugar de trabajo tratamos con personas todos los días.

Cuanto mejor equipados estemos para manejar relaciones difíciles, mejor podremos ser en nuestro trabajo, y es más probable que las personas se sientan satisfechas en el trabajo. 83% de los empleados enumeran encontrar significado en el trabajo diario como máxima prioridad. Los gerentes que han desarrollado buenas habilidades de coaching pueden apoyar eso.

Conclusión

No subestime el importante papel que juegan los gerentes dentro de su organización. Como embajadores de la cultura de su empresa, es crucial asegurarse de que los gerentes primerizos estén preparados para sus nuevas responsabilidades, además de desarrollar continuamente sus habilidades de comunicación y personas.

Recuerde, las personas dejan a los gerentes, no a los trabajos. Un estudio de Gallup encontró que 1 de cada 2 personas dejará su trabajo en algún momento de su carrera para alejarse de un gerente. Si su organización puede desarrollar buenos gerentes, se lo devolverán.

Para equipar a sus gerentes con las habilidades de entrenamiento que necesitan para desbloquear el potencial de su fuerza laboral, pruebe BetterUp. Con orientación personalizada e individual, sus gerentes pueden prosperar, lo que lleva a equipos prósperos y de alto rendimiento.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.