Ponga a trabajar el conflicto de equipo con estos consejos constructivos

grupo-de-seis-personas interactuar-alrededor-de-la-mesa-equipo-conflicto

Cada vez más, se pide a los empleados que trabajen de manera interfuncional en forma matricial.

La intención es realizar tareas grandes y complejas y ofrecer productos y servicios innovadores a los clientes.

Este modelo puede ser increíblemente eficaz y ágil. También tiene la promesa de fomentar la creatividad y permitir que florezcan diversas opiniones.

Al mismo tiempo, puede causar conflicto en el equipo debido a la alineación variable de:

Si no se gestiona de forma proactiva, este conflicto puede conducir a:

dos-empresarios-negociar-equipo-conflicto

Cuando se manejan bien, estas tensiones pueden servir como un catalizador para la creatividad, lo que lleva a una mejor experiencia de los empleados, una mayor probabilidad de éxito del proyecto y resultados positivos para el equipo, la corporación y los clientes.

Echemos un vistazo a lo que es el conflicto de equipo y los enfoques comunes. También le daremos siete pasos sobre cómo puede resolver y prevenir conflictos de equipo en el lugar de trabajo.

¿Qué es el conflicto de equipo?

El conflicto de equipo, o conflicto en el lugar de trabajo, es una ruptura de las relaciones interpersonales. Esto se lleva a cabo entre dos o más miembros del grupo.

Los conflictos de equipo pueden ocurrir entre:

gente-de-negocios-teniendo-una-reunión-equipo-conflicto

  • Dos empleados (como dos vendedores)
  • Un líder de equipo y otro (como un gerente de ventas y un gerente de marketing que tienen un conflicto interpersonal)
  • Más de un equipo, como cuando un equipo remoto tiene un conflicto de grupo con otro equipo de proyecto

Cuando ocurre un conflicto de relación como este, puede tener un impacto negativo en la aptitud mental de todo el equipo, así como:

  • Rendimiento y resultados del equipo.
  • Trabajo en equipo
  • Desempeño organizacional y movimiento hacia las metas.

El conflicto entre empleados es una parte inevitable de la interacción humana.

Debido a esto, los líderes deben tener habilidades de resolución de conflictos bien desarrolladas. Esto les permitirá resolver rápida y eficazmente una situación de conflicto a medida que surja.

Causas del conflicto del equipo

mujer-cansada-trabajando-en-oficina-moderna-equipo-conflicto

El conflicto de equipo puede surgir en una serie de situaciones por una variedad de razones. Echemos un vistazo a tres ejemplos de conflictos de equipo y sus causas:

1. Las expectativas y metas de liderazgo están desalineadas

Los líderes tienen diferentes estilos y pueden tener sus propias expectativas para los objetivos del proyecto.

Idealmente, existe un acuerdo sobre el alcance y el resultado del proyecto. Pero este no es siempre el caso, especialmente con proyectos grandes, complejos y multifuncionales.

Los líderes tienen un gran impacto en sus equipos en términos de expectativas, no solo sobre qué lograr sino cómo lograrlo. Esto puede causar tensión dentro del equipo ya que cada individuo se esfuerza por satisfacer las necesidades de sus líderes.

2. Los flujos de trabajo entre organizaciones no son compatibles

Los grandes desacuerdos a menudo se muestran cuando los flujos de trabajo o las interfaces entre organizaciones no están optimizados.

Esto hace que las personas en el proyecto se enfrenten a desalineaciones internas. Por supuesto, esto ralentiza el progreso de los entregables reales del proyecto.

Tal ocurrencia puede causar estrés y ansiedad, lo que lleva a conflictos entre los miembros.

3. Los estilos de trabajo individuales y los enfoques de comunicación varían

Cuando las personas se unen en un equipo, inevitablemente hay diferencias en la forma en que trabajan. También hay diferencias en cómo se comunican y cómo interactúan.

Hay investigaciones bien documentadas que los equipos diversos ofrecen mejores resultados. Sin embargo, aún pueden surgir choques de personalidad.

Enfoques comunes para la resolución de conflictos en equipo

compañeros-de-equipo-discutiendo-en-la-oficina-equipo-conflicto

Las diferentes perspectivas y experiencias de las personas pueden conducir a uno de los tres estilos de resolución de conflictos:

1. Evitar

Un enfoque común para resolver conflictos es no resolverlos en absoluto.

Más bien, algunos preferirán evitar confrontar situaciones por completo. Esto es particularmente común si ven el conflicto como un ataque personal a su carácter.

Este enfoque del conflicto personal no suele dar lugar a un resultado favorable. Esto se debe a que el conflicto subyacente sigue existiendo.

Sin embargo, la evasión puede ser una estrategia útil para reducir la energía negativa en una situación y volver al tema más adelante.

2. Dominante

El enfoque opuesto a la evitación es el dominio. Aquí es donde alguien involucrado en un conflicto de personalidad o incluso en un conflicto funcional no ve otra respuesta al desacuerdo que la propia.

A menudo se describe como el enfoque ‘a mi manera o la carretera’.

3. Comprometerse

La mejor de estas tres estrategias de resolución de conflictos es el compromiso.

Esto implica que ambas partes acuerden un objetivo compartido y luego concedan elementos de su argumento hasta que ambos puedan encontrar un camino razonable a seguir.

El compromiso puede ser difícil y requiere cierta cantidad de inteligencia emocional. Esto es especialmente cierto para comprender la perspectiva de la otra persona.

¿Puede el conflicto ser beneficioso?

Aunque el término “conflicto” tiende a tener connotaciones negativas, no todas las situaciones de conflicto surgen de un conflicto negativo.

De hecho, algunas formas de conflicto pueden tener un resultado positivo. Esto ocurre cuando las partes en desacuerdo llegan a una conclusión que pone a cada uno de ellos en una mejor posición que donde comenzaron. Esto sería conocido como un conflicto constructivo.

Por ejemplo, imagine que dos miembros del equipo están involucrados en un conflicto de tareas.

Una de las partes cree que la mejor idea es completar la tarea lo más rápido posible. El otro está decidido a ofrecer el mejor resultado posible, independientemente del tiempo que tarde.

Una situación como esta a menudo puede conducir a un resultado en el que los dos pueden descubrir un método de trabajo que aumenta la eficacia y la calidad del trabajo. Sin un conflicto a fuego lento, también pueden encontrar una mayor velocidad.

Esto solo sucede a través de una comunicación abierta y discusiones de equipo efectivas.

Es decir, el resultado del desacuerdo es en realidad un aumento de la eficacia del equipo.

La importancia de gestionar los conflictos de equipo

El conflicto de equipo afecta tanto la salud emocional como mental y el bienestar de las personas. Puede tener implicaciones severas de costos y productividad.

De acuerdo con la Informe global de capital humano de CPP, el empleado promedio pasa 2,1 horas cada semana lidiando con conflictos. Eso equivale a un día completo cada mes, o dos semanas y media al año en pérdida de productividad.

Solo para los EE. UU., eso se traduce en 385 millones de días laborales cada año como resultado de conflictos en el lugar de trabajo.

A medida que ocurren conflictos, pueden tener un costo emocional en los empleados que conduce a:

Estos factores finalmente afectan la productividad durante un largo período de tiempo.

Cómo lidiar con los conflictos en un equipo

Entonces, ¿cómo convertir un conflicto de equipo potencialmente perjudicial en una línea de base para la creatividad y el crecimiento del equipo?

Aquí hay una muy buena noticia: cada uno de nosotros tiene la capacidad de influir en este resultado. Con la mentalidad, las habilidades y el apoyo adecuados, tiene la oportunidad de cambiar la dinámica del conflicto destructivo en equipo. Con la práctica, también existe la posibilidad de evitarlo por completo en el futuro.

Aquí hay siete formas de manejar el conflicto de manera productiva y crear un cambio positivo:

1. Detectar los signos de conflicto grupal

Aprenda a detectar los primeros signos de conflicto y a abordarlo a medida que ocurra.

Muchos individuos y líderes tienden a ser reacios al conflicto. Sin embargo, la resolución oportuna del conflicto evita que los problemas se enconen. Esto evita cualquier impacto en la productividad a largo plazo.

Aprender a tener conversaciones difíciles en el trabajo es clave para poder enfrentar estos problemas cuando surjan.

2. Habla con los miembros del equipo individualmente

No tomes partido. Asumir la intención positiva de los demás y traer una mentalidad de curiosidad y discusión.

Abra opciones de resolución por parte de los miembros del equipo, animándolos a descubrir puntos en común.

3. Centrarse en las relaciones

Cuando recuerde que la relación con sus colegas es la clave para la colaboración y la productividad continuas, será más fácil abordar los conflictos simplemente como discusiones para emprender hacia objetivos y resultados comunes.

4. Crea un plan

Lidiar con un conflicto de equipo requiere algo más que comprender el punto de vista de cada persona. Requiere que el líder del equipo diseñe un plan para resolver el conflicto, incluso si requiere el compromiso de los miembros de su equipo.

Dejar un conflicto sin resolver sobre la mesa tendrá un impacto negativo a largo plazo en la organización. Puede garantizar que surgirá un conflicto similar en el futuro.

5. Seguimiento

Asegúrese de hacer un seguimiento con las personas involucradas en la situación de conflicto. Probablemente notará una mejora en la dinámica del equipo una vez que se haya resuelto un conflicto.

6. Invierta en el desarrollo de habilidades

Cualquiera puede aprender las habilidades para navegar y manejar conflictos de manera efectiva. Esto se hace a menudo a través de programas de capacitación y se refuerza con capacitación en liderazgo.

Concéntrese en desarrollar la capacidad de su equipo para resolver conflictos entre ellos. Esto minimizará su necesidad de intervenir en el futuro.

Aprenda cómo alentar a su equipo a mejorar sus habilidades aquí: ¿Qué es una brecha de habilidades en su empresa? (más plantilla de análisis de brechas).

7. Evítalo en primer lugar

Una cultura de expectativas puede ser una herramienta poderosa para apoyar formas saludables de lidiar con los conflictos del equipo e incluso evitar que ocurran conflictos. Tal cultura da prioridad a:

Aprende a gestionar los conflictos de equipo

Aprender a resolver un conflicto destructivo puede ser difícil.

Implica dejar de lado tus propias emociones. También requiere esforzarse por comprender las diferentes perspectivas que los miembros de su equipo aportan.

Sin embargo, con estos siete pasos, estará bien encaminado para crear una dinámica de equipo cohesivo:

  1. Detectar los signos de conflicto
  2. Habla con los miembros del equipo individualmente
  3. Enfócate en la relación
  4. crear un plan
  5. Hacer un seguimiento
  6. Invertir en el desarrollo de habilidades
  7. Evítalo en primer lugar

¿Necesita una mano amiga para desarrollar sus habilidades de liderazgo? Descubra cómo BetterUp puede ayudar aquí.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *