¿Qué es un programa de desarrollo de liderazgo y por qué necesita uno?

Aunque cada organización debe diseñar su programa de desarrollo de liderazgo para abordar los desafíos y oportunidades específicos en el futuro de su empresa, ciertos componentes básicos son aplicables a todos los tipos de negocios. Pasaremos por cada uno de ellos a continuación.

Entrenamiento

Primero, es importante proporcionar un entrenador o un mentor para cada persona en su programa de desarrollo de liderazgo. De esta manera, pueden acceder y exponerse a la alta dirección y tener una perspectiva más clara del día a día del liderazgo de la empresa. Los entrenadores también brindan un espacio seguro para que los empleados hagan preguntas a medida que aprenden, y están disponibles para compartir ideas, especialmente cuando los participantes del programa exploran en qué tipo de rol esperan crecer.

El desarrollo de habilidades para un puesto tan vago como “liderazgo” puede ser abrumador sin el apoyo adecuado. Los entrenadores, tal vez incluso pequeños grupos de apoyo que crecen juntos, pueden ayudar a los empleados a identificar mejor las direcciones específicas en las que quieren dirigirse. Esto les da una mejor idea desde el principio sobre las habilidades que quieren perfeccionar y las formas en que les gustaría agregar valor a sus empresas.

Responsabilidad

La gerencia del mañana necesitará aprender hoy cómo responsabilizar a los compañeros de equipo sin microgestión y asumir la responsabilidad de sus propias acciones. Los dos están entrelazados, ya que el último ayuda inmensamente al primero.

Mostrar un fuerte sentido de responsabilidad como líder, especialmente cuando sus acciones están orientadas al público con mayores repercusiones por los errores, inculca una cultura más amplia de responsabilidad. Esto hace que sea más fácil asegurarse de que todos los demás sientan la responsabilidad de completar su trabajo y de hablar cuando algo no esté bien. Fomentar la responsabilidad y ayudar a que todos se sientan seguros para buscar ideas innovadoras es un acto de equilibrio difícil, pero que todo futuro líder necesita en su caja de herramientas.

Gestión del cambio

Ya sea que haya una próxima reorganización de la empresa, despidos o un giro en la dirección estratégica general, el cambio en los negocios es inevitable. Los líderes deben comprender la mejor manera de llevar el negocio a la siguiente fase y asegurarse de que todos participen en la transición.

Tradicionalmente, la gestión de cambios consistía en establecer el tono correcto, determinar el proceso correcto y comunicarse en exceso para lograr una ejecución perfecta. Sin embargo, dada la complejidad y la velocidad del cambio, la gestión del cambio actual se trata más de empoderar a más personas en todo el equipo para definir y dar forma a los cambios necesarios en lugar de impulsar un plan blindado desde arriba.

Influencia y negociación

Las habilidades blandas son importantes en un líder, y tal vez no haya habilidades blandas más importantes que la capacidad de influir con éxito en los demás (especialmente a través de las líneas de informes) y negociar de una manera que cree valor para cada parte. A pesar de una mayor responsabilidad y rendición de cuentas, los líderes siguen siendo parte de un equipo. Y las acciones de su equipo se reflejan directamente en ellos y arrojan luz sobre sus propias capacidades. Tanto la influencia como la negociación pueden tener resultados desastrosos para los empleados no calificados y fomentar sentimientos negativos, mientras que las oportunidades para situaciones en las que todos ganan y la creación de valor quedan sobre la mesa.

Comunicación

Como líder, la comunicación adquiere un significado completamente nuevo. Hay un sentido imbuido de poder y dirección en las palabras de un líder, y su impacto es de gran alcance de una manera que no era cuando eran contribuyentes individuales. Los líderes deben centrarse en la claridad, sin dar lugar a malas interpretaciones, y comunicarse con cuidado para establecer el tono. También es importante aprender a mantener un equilibrio entre el respeto y la accesibilidad, lo cual es difícil de lograr sin un esfuerzo específico para desarrollar habilidades de comunicación. Si tiene uno, considere utilizar el equipo de comunicaciones internas de su empresa para producir liderazgo intelectual que transmita mensajes del liderazgo.

Metas e hitos

Establecer hitos claros para los participantes del programa mantiene a todos encaminados y ayuda a la gerencia a medir el éxito del programa. Sin embargo, junto con los objetivos propios del programa, es fundamental inculcar a los futuros líderes la comprensión de cómo medir los éxitos de la empresa y del equipo. Haga una meta demasiado grande y nadie estará motivado para trabajar hacia ella, sabiendo que no sucederá de todos modos. Hágalo demasiado fácil y nadie se sentirá desafiado (sin mencionar que su organización no se moverá tan rápido ni tan lejos como podría haberlo hecho). Aprender la estrategia detrás de la creación de objetivos medibles y alcanzables, manteniendo al mismo tiempo un elemento de aspiración, es un fuerte rasgo de liderazgo y una parte esencial de cualquier programa de desarrollo de liderazgo.

Además de incluir todos los elementos anteriores, tómese un tiempo para considerar qué habilidades específicas podría necesitar su empresa en particular en los próximos años. En lugar de centrarse en el desarrollo de habilidades generales, que puede ser abrumador para muchos, asegúrese de que su programa de desarrollo de liderazgo enfatice los rasgos que prepararán mejor a su organización para el camino por delante.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.