Una guía práctica en 10 pasos

Serie-de-un-equipo-empresarial-en-un-buen-lugar-de-trabajo-tomando-iniciativa

¿Estás haciendo más o menos de lo que se espera de ti en el trabajo? Cuando ve un problema potencial, ¿lo menciona? ¿Te entusiasman las formas en que tu equipo puede mejorar? ¿Compartes tus ideas o te las guardas para ti?

Si está haciendo más y hablando, parece que está tratando de convertirse en un miembro del equipo que toma la iniciativa en el lugar de trabajo.

¿Qué es la iniciativa y qué significa tomarla?

Tomar la iniciativa significa pensar de manera proactiva en las tareas, no solo para tacharlas de una lista, sino para hacerlas bien. Se trata de hacer un esfuerzo adicional en las tareas básicas que se le asignan, pensar en las complicaciones y asumir el trabajo antes de que alguien se lo pida.

Tomar la iniciativa significa darse cuenta de las oportunidades y actuar.

Otra palabra para tomar la iniciativa podría ser “propiedad”. En BetterUp, por ejemplo, “propiedad radical” significa que somos completamente responsables de nuestro trabajo y que agradecemos la oportunidad de aprender de él y mejorar cuando no sale bien.

Si usted es el tipo de empleado que se responsabiliza y se enorgullece de su trabajo, beneficiará tanto a su equipo como a sus propios objetivos profesionales. Además, es probable que experimente más satisfacción en su trabajo.

Para sobresalir en tomar la iniciativa, debe ser un miembro proactivo del equipo. Profundicemos en algunas características que definen a un miembro proactivo del equipo.

¿Qué hace que un miembro del equipo sea proactivo?

¿Por qué debería preocuparme por tomar la iniciativa?

Si está haciendo todo para lo que fue contratado, es posible que se pregunte por qué querría asumir más. Aquí es donde podría ser útil replantear un poco tu forma de pensar. Cuando piense en tomar la iniciativa para hacer las cosas, no piense que aumenta su carga de trabajo.

Piense en ello como volverse más valioso y relevante y posicionarse para el crecimiento. Dependiendo de su trabajo, también podría pensar en lograr un resultado importante.

Además de establecerse como un miembro valioso del equipo, tomar la iniciativa puede impactarlo a usted y a su trabajo de muchas maneras positivas.

Pero su impacto va más allá de su lugar de trabajo también. Echa un vistazo a estas principales razones para tomar la iniciativa e imagínate probándolas.

  • Te hace destacar del resto de la competencia.
  • Genera confianza en su vida profesional y en su vida personal.
  • Mejora sus posibilidades de ascensos y crecimiento profesional.
  • Fortalece su relación con los miembros de su equipo
  • Ayuda con la resolución de problemas
  • Aumenta la felicidad y la satisfacción laboral para usted y su lugar de trabajo
  • Crea mejores habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas.

chica-en-ropa-casual-de pie-junto-a-la-pared-de-vidrio-y-pegando-notas-tomando-la-iniciativa

¿Cuándo es el momento adecuado para tomar la iniciativa en el trabajo?

Aunque puede encontrar muchas oportunidades para tomar la iniciativa, elija sabiamente su tiempo. Piense en cuándo puede hablar mejor y actuar para que sea más probable que sea efectivo y también tenga espacio para aprender de la experiencia.

Cuando hayas dominado tus tareas requeridas

Es genial tomar la iniciativa en su función principal: siempre hay espacio para mejorar y nuevas ideas. Pero asegúrese de comprender su trabajo principal y de estar haciéndolo bien antes de llevar la iniciativa demasiado lejos.

Nunca es una buena idea asumir más de lo que puede manejar si no está seguro de poder cumplir. Recuerde, cada empleado es responsable de completar ciertas tareas antes de asumir algo más.

Una vez que hayas terminado con los no negociables de tu propia agenda, comienza a buscar dónde tienes interés y entusiasmo para tomar la iniciativa en otras tareas. Recuerde, incluso en sus tareas principales, casi siempre hay espacio para tomar más iniciativa.

Piense en la eficiencia con la que está trabajando y completando sus tareas todos los días. Si siente que se está ahogando más a menudo que surfeando, concéntrese en sus habilidades y prácticas básicas antes de levantar la mano para hacerse cargo de otras tareas.

Cuando ves un problema en tu lugar de trabajo

Uno de los beneficios de ser colaborativo en su entorno de trabajo es usar más mentes para ayudar a resolver problemas. Si algo no funciona y tiene ideas sobre cómo solucionarlo, tomar la iniciativa puede ayudar a su equipo. No tienes que “saber” con certeza o tener siempre la razón. Ofrece tus ideas. Esté abierto a que otros construyan y adapten sus ideas. Comprométete a impulsar una solución, aunque no sea la tuya.

Tomar la iniciativa no significa necesariamente tener las respuestas, pero sí significa actuar. Los miembros del equipo que lo rodean reconocerán que usted es un compañero de trabajo confiable, colaborativo y generoso que predica con el ejemplo.

Cuando entiendes los límites de tu autoridad y experiencia

Antes de saltar a la acción en nombre de tomar la iniciativa, considere si está calificado para hacerlo. Ciertas decisiones pueden necesitar el permiso de un supervisor si van a tener un impacto significativo. Otros se beneficiarán de consultar con otros en la empresa que puedan tener experiencia relevante.

Si una tarea requiere un conjunto de habilidades en particular o un nivel de autoridad para llevarla a cabo, debe asegurarse de que sea capaz.

También deberá anteponer su seguridad si está utilizando un equipo con el que no está familiarizado. Pedir ayuda o aclaración es parte de tomar la iniciativa y es mejor que asumir que puedes hacerlo todo por ti mismo.

Idealmente, su gerente o supervisor le brinda orientación y medidas de seguridad para que sepa qué es lo más importante para la empresa y qué tipo de decisiones o acciones están fuera de los límites.

Cuando tu bienestar está en un buen lugar

Tomar una iniciativa adicional puede llevarte más allá de tu zona de confort y aprovechar la pasión o la ambición que también puede dejarte sintiéndote agotado o a punto de agotarte. Reconocer cuando has hecho lo suficiente es importante. Después de un largo día de trabajo, podrías estar cansado y listo para descansar. Esforzarse más para seguir adelante puede tener el efecto negativo de dejarlo agotado y hacer un mal trabajo.

Escuche su cuerpo y sus niveles de energía antes de emprender diferentes proyectos. Incluso si tiene que decir que no a una oportunidad o programar algo en la lista de tareas pendientes de mañana, a menudo es mejor que trabajar en exceso y no entregar lo suficiente.

empresaria-en-40s-trabajando-en-espacio-de-trabajo-común-con-documento-sosteniendo-anteojos-y-sonriendo-tomando-iniciativa

10 maneras de tomar la iniciativa en el trabajo

A veces, cómo tomar la iniciativa en el trabajo puede ser obvio. Las oportunidades para ser proactivo y colaborador en el lugar de trabajo podrían estar frente a usted. Su jefe podría mencionar que espera que alguien pueda ayudarlo con una tarea o lograr algo.

Otras veces, es posible que deba buscar un poco más en su lugar de trabajo. Aquí hay 10 maneras en que puede convertirse en un empleado proactivo y tomar la iniciativa en el trabajo:

  1. Expresa tus ideas
  2. Sea curioso y aprenda sobre el trabajo que se lleva a cabo a su alrededor.
  3. Encuentre una nueva oportunidad de mejora dentro de su lugar de trabajo
  4. Resuelva cualquier problema que observe
  5. Intervenga cuando alguien necesite ayuda y pregunte sobre el progreso del equipo
  6. Ofrezca ayuda al capacitar a los nuevos empleados
  7. Esfuérzate por conocer a tus compañeros de trabajo
  8. Pide aclaraciones cuando estés confundido
  9. Hablar durante las reuniones de equipo
  10. Solicita críticas constructivas y comentarios sobre tu trabajo.

empresario-haciendo-presentación-a-sus-colegas-en-la-sala-de-reuniones-tomando-iniciativa

Qué causa la falta de iniciativa y cómo superarla

Las personas no toman la iniciativa debido a varios factores internos y externos. Muchos de ellos pueden resolverse o superarse de alguna manera.

Causas internas de la falta de iniciativa

Cuando alguien es nuevo en su lugar de trabajo, es posible que no quiera agitar el barco. Pueden temer hablar o hablar mal, dudar de sí mismos y falta de confianza en sí mismos. Incluso los empleados experimentados pueden sentir que no saben lo suficiente como para dar un paso al frente.

Los miembros del equipo también pueden considerar tomar la iniciativa como un trabajo extra y no estar interesados ​​en los beneficios. Si nota que tiende a evitar ser un miembro proactivo del equipo, pregúntese por qué. Trate de hacer contribuciones significativas que le importen, ya sea por los resultados o por el beneficio de su carrera personal, cuando pueda.

Causas externas de la falta de iniciativa

El entorno en el que trabaja y quienes lo rodean pueden afectar su proactividad. Las personas que constantemente se quejan y no respetan ni aprecian a los miembros de su equipo a menudo impiden que las personas tomen la iniciativa. Si nadie tiene espíritu de equipo o visiones a largo plazo de su trabajo, es más difícil alentar a las personas a ser proactivas.

De vez en cuando, sus supervisores pueden verse amenazados o desanimados por su voluntad de trabajar más duro o por su deseo de crecer y tener éxito. Recuerda que esto no depende de ti. No debe obstaculizar sus oportunidades de crecimiento solo porque otros no quieren verlo sobresalir. Vale la pena verificar honestamente con usted mismo para confirmar que está cumpliendo con sus responsabilidades actuales como se esperaba.

Cómo superar la falta de iniciativa

Cualesquiera que sean las razones que le impiden tomar la iniciativa, puede superarlas. Como cualquier otro obstáculo o aspecto que quieras mejorar, requiere tiempo y esfuerzo. Busque aportes (y apoyo moral para probar cosas nuevas) de algunos compañeros de trabajo de confianza o incluso amigos fuera del trabajo. La orientación objetiva de un entrenador o mentor también puede ayudar.

Tomar la iniciativa no tiene que significar siempre hacerlo solo o perseguir el centro de atención. Pero sí significa estar dispuesto a dar los primeros pasos.

  • Inhibidores internos: se trata de generar confianza y experiencia y encontrar su voz. Tiene habilidades útiles y perspectivas para ofrecer en su lugar de trabajo. Hacer preguntas cuando estás confundido no te hace ver mal o perezoso. Demuestra que estás comprometido y dispuesto a ser un jugador de equipo y superar tus desafíos.
  • Inhibidores externos: use su confianza para hablar y estar dispuesto a liderar. Si un miembro del equipo o supervisor parece estar poniendo obstáculos o menospreciándolo, debe abordarlo.

    Considere si están tratando de guiarlo o frenar su plan porque tienen más contexto, en cuyo caso, busque su opinión o pídales que participen en sus esfuerzos. Si se encuentra en un entorno en el que tomar la iniciativa no es bienvenido ni valorado, concéntrese en su próximo paso profesional. Nunca debe sentirse avergonzado de buscar nuevos planes de carrera y aprender nuevas habilidades, incluidas las habilidades de liderazgo.

Empresaria-trabajando-en-su-escritorio-en-la-oficina-cerca-de-la-ventana-con-la-computadora-tomando-iniciativa

Haciendo tu camino

Nadie te entregará el éxito inmediato. Depende de usted aprender a ser proactivo en todo lo que pueda para ayudarse a sí mismo, lo que incluye ser amable consigo mismo y saber cuánto puede manejar en un día.

Si está buscando aprender cómo convertirse en un miembro de equipo más vital y proactivo y tener las habilidades para alcanzar sus objetivos, BetterUp puede ayudarlo. Los entrenadores con los que te emparejamos están encantados de ayudarte con un plan personalizado para ayudarte a llegar a donde necesitas ir.

\

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.